¿Y de donde salen las lesbianas?

50%

lesbianas

¡Ay señor Evo! ¡por favor! ¡se lo suplico! no lo deje ahí, que ha hecho usted muy bien en iluminarnos con su sabiduría e ilustrarnos sobre lo que genera tanto tío cachondo y buenorro mariquita que no podremos llevarnos a nuestro catre para gozar de esos cuerpos musculados y de esas tabletas de chocolate.

Suponemos a estas alturas, que somos inteligentes, que si los mentados mariquitas son además calvos es que se hartaron de pollo, a lo mejor es que al principio comieron mucho pollo transgénico de ese, después, sería lógico, comieron polla a mansalva y entre tanto transgenico y tanto mariconeo les vino la calvicie.

Evo Morales

Pero ¡por el amor de Dios! no nos deje así ahora, diganos señor Evo ¿de donde demonios salen las lesbianas? ¿que comen? ¿algún tipo de bivalbo trasngénico? lo digo por lo de la concha, a lo mejor de tanto chupetear ostras, mejillones y almejas (sobre todo esas machas chilenas, tan grandotas y rosaditas), les sobreviene un lesbianismo galopante que jamás podrán dejar.

Supongo, señor Evo, que sus teorías estarán empíricamente fundamentadas en sesudos tratados científicos, escritos quizás por esos adalides de la ciencia moderna con que Dios tuvo a bien dotar a la humanidad ¿quienes los escribieron? ¿Hugo Chavez? ¿Fidel Castro? ¿quizás en las montañas de su hermoso país dejó el Che Guevara algún sesudo tratado al respecto que usted guarda como oro en paño? ¿no dicen nada en ellos sobre lesbianas?

A lo mejor es que quizás a las lesbianas no las estudiaron, una en su humilde y pobre saber tiene conocimiento de que todo buen macho, en lo más profundo de su ser, bueno y en la superficie, sueña con regocijarse con dos (o más) lesbianas complacientes en la cama, quizás por eso, porque no preocupaban y entretenían mucho sus científicos de cabecera no estudiaron el tema en profundidad.

lesbianas

Pero le aseguro que nos vendría muy bien, al menos a mi, conocer el origen de la perversión de estas chicas, es que verá usted, la que suscribe no es lesbiana, aunque lo finja a veces con algunos clientes y alguna compañera, y la verdad, fuera del trabajo que me vengan con el rollo bollo es que ya a estas alturas me repatea un poco, y no es por que las desprecie ni mucho menos, me caen bien, son amigas, buenas amigas incluso, pero es que algunas, a la que te descuidas, se dejan llevar por la pasión y ya en un par de ocasiones rozaron sus labios con los mios, y yo, pobrecilla de mi, lucho por no caer en la tentación de lesbianizarme pero ¡a ver si voy a estar comiendo alguna porquería que me convierta en tortillera! ¿qué sería de mi entonces? me temo que el mercado de mujeres lesbianas que van de putas es escaso, y si paso a un estado en el que los hombres me den asco ¡Dios no lo quiera! ¿de que viviría yo entonces?

Diganos a las mujeres, al menos, una dieta a seguir para no lesbianizarnos ¿se imagina usted a todas las mujeres del mundo, en cosa de cincuenta años, lesbianas perdidas? ¿con quien follarían los machos? bueno claro, que en cincuenta años… todos calvos y la mayoría maricones, así que daría igual, en breve llegaría la extinción de la raza humana.

Aunque tampoco tendría porque ser así, seguro que habría lesbianas que querrían tener hijos, y a la vez tendrían amigos mariquitas que, tras la oportuna paja, les donasen algo de semen para embarazarse y la humanidad no se extinga, aunque me temo que si se reduciría bastante la natalidad. Por eso señor Evo, pienso que debería usted de espabilarse, estudiar el tema e ilustrar a la humanidad al respecto o mucho me temo que estaremos perdidos.

¿Las mujeres también nos quedaremos calvas? eso, mire usted, si todas nos quedasemos calvas no me importaría mucho ¡menudo ahorro en peluquerías! que es que no sabe usted lo que se gasta en eso, pero lo de ser lesbiana no lo llevo bien, con lo que a mi me gustan las pollas no se si me acostumbraría a la falta de ellas dentro de mi coño. Si hombre, alguna vez que otra me metí los dedos, algún que otro vibrador y esas cosillas, pero me resultan como frios, además… no tienen un hombre pegado que me apretuje y acaricie, que es lo que a mi me gusta.

Lesbianas

Lo que no dejo yo de preguntarme, y mire que le doy vueltas a la cabeza, es como llegó usted a semejante conclusión, porque claro, una aunque no muy católica, más bien nada, algo de la biblia llegó, y se me viene a la cabeza el pasaje ese de Sodoma y Gomorra, que de ahí viene precisamente que a eso de dar por culo se le llame sodomía, y claro, se queda una extrañada que como cosa de dos mil años (o más, vaya usted a saber) ya hubiera alimentos transgénicos.

¡A ver si va a ser otra cosa!

Se aceptan ideas, vosotros solo teneis que rellenar a vuestro gusto la linea de puntos:

Si los hombres se vuelven homosexuales por comer pollo transgénico las mujeres nos hacemos lesbianas por……………………………………………

Seguro que a estudiosos como el señor Evo Morales le serán de mucha utilidad vuestros comentarios.

  • COMPARTIR
4 Comentarios