Una mamada en la carretera

0%

Una mamada en la carretera

Estás haciendo viaje de camino a casa por carretera con tu novia de copiloto, y en pleno sopor por una recta castellana, larga, ancha y somnolienta, ella ve que estás cerrando el ojo de una manera preocupante.

Antes de acabar estampados contra una plantación de girasoles cazurra y dejar el coche destartalado, te obliga a desviarte por una salida de dudoso destino, y en un semi trozo de hierba alejado del arcén os aparcáis, os bajáis del coche, te la pone dura al pie de la carretera y te hace el mamadón del siglo

En ese momento ya no existen km, ni gasolina, ni coches, ni soledad, ni aburrimiento, ni sueño, sólo existe su  boca hambrienta de polla, tu rabo tieso como una estaca, unas tetas gordas que abrazan y dan calor a tu polla, y un inevitable chorro de semen sobre su cara, su boca.

Qué bonito es viajar cuando el placer es correspondido.

  • COMPARTIR
0 Comentarios