Una delicia anal

0%

ojete peludo penetrado

Me encantan los masajes, y si son en las nalgas, me ponen a mil, porque es un toqueteo al filo de lo imposible, las manos tan cerca y a la vez tan lejos de las zonas más calientes. Me reactiva la sangre. Y si es con aceite, con crema, como sucede con la chica del vídeo, qué más puedo contar.

Hace un rato después de esos minutos viendo el masaje a la morena, yo ya estaba bastante preparada para una penetración con mi dildo más grande sin preliminares, pero justo cuando el chico empieza a llenar de crema su ano y estimularlo, aprecié un ojete perfectamente peludo, lo cual cortó mi rollo y a lo que tuve que hacer la vista gorda.

La chica es una ricura, ¡pero cómo puede ser que lleve el coño tan rico y tan bien depilado, y el culo sea una manta de pelos!

En fin, haciéndole la vista gorda al asunto negro, la chica, su cuerpo, el masaje y el vídeo… son una exquisitez masturbatoria para un día de vacaciones sin mucho que hacer.

  • COMPARTIR
0 Comentarios