Tíos con suerte IX: el alemán retarded

0%

orgia entre un gordo feo y deforme con tres tias buenas

Cuando voy por la calle, en algún transporte de pobres o estoy en un restaurante, me gusta imaginar cómo follará la gente que me rodea, qué cara pondrá cuando lo hace, cómo jadeará, cómo sonará su piel cuando le rebotan los testículos o si se le ponen los ojos blancos cuando se corre.

La curiosidad es gratis, el intentar satisfacerla puede resultar muy caro. Pero por intentarlo… Al final, todos tenemos algún amigo policía. ¡Y no estoy hablando de violar a nadie!

Y esta desviación mía viene a colación del cuarteto sexual más utópico que he visto en mi vida. Y digo utópico, porque tal cual parece que las tres chicas, unas jovencitas de 18 años, follen con el compañero de clase feo, gordo y marginado por compasión, por mis mismas curiosidades desviadas o por el morbo de desvirgar al virgenzuelo de la clase.

Pero no se lo pasaron mal, aún estando con un horror de chico como con el que están. ¡Ya me gustaría a mí estar con tantas chicas a la vez aunque haya un estorbo de ese calibre! Además, será por rabos. Entre chicas, los de plástico cumplen mejor función que muchos de carne con venas.

¿Follamos, o qué?

¡Venga! 8========D

  • COMPARTIR
12 Comentarios