Sexo anal y corrida en toda la cara

0%

Sexo anal y corrida en toda la cara

No es un maniquí, es una linda chica penetrada por el culo. Inmóvil, sujetada por el mango. Sin posibilidad de moverse, de marchar, de rebelarse, de nada. Pero tampoco parece querer huir de donde está.

Esta chica, tras un largo calentamiento trasero, es sodomizada hasta el fondo y sin dolor. Se nota en su profunda penetración, en los contoneos por buscar más y más polla para llenarla hasta los intestinos. El sexo anal es así. Cuando lo disfrutas, no tienes límite. Cuando está bien dilatado, podría entrarte hasta un obús.

El buen sexo anal con un lecharazo en la cara al final, es como un pastel de chocolate con una guinda roja al terminar. El símil del placer de lo dulce. La dulzura del placer. Yo pongo el chocolate y vosotros la nata.

0 Comentarios