Mi prima colombiana de 14

71%

Yo tengo 17 años, en ese entonces tenia como unos 16. Recuerdo cuando fuimos a colombia a visitar a unos tíos en vacaciones. Cuando llegamos allá la casa avía cambiado mucho, pues ya tenia como un año que yo no iba para allá, lo que mas me impresiono fue el gran cambio que tenían mis primos, sobre todo mi prima, en ese entonces tenia como unos 14 años, ella es de estatura bajita, algo llenita, pero esta bien, cara bonita, morena, etc. Pero lo que mas me impresiono fue su rico culo, era inmenso y redondo y bien paradito; y no importaba que usara siempre salía disparado hacia los cuatro vientos, y cada que lo veía se me hinchaba la polla.

Un día mi tía dijo que iban a salir al centro para comprar cosas y de paso comer un helado, nos fuimos todos. Al subir a la camioneta yo siempre trate de sentarme junto a ella para despistada mente ir rosando sus tetas con mi codo, y su panocha, que aun que eran chiquitos porque estaban en pleno desarrollo se me antojaba para saborearlos en mi boca, pero con eso que yo era el primo mas grande a no tenia que ir en un asiento de la orilla para cuidar que no se asomaran por las ventanas, y al crabrón de mi hermano menor (10 años de edad ) luego luego se sentó junto a ella. Durante todo el camino yo buscaba cualquier pretexto para estirar mi mano hacia donde estaba ella, por ejemplo, estaba una botella de agua cerca de mi prima y me estire asta que puse mi cachete cerca de su panocha, pero ella no noto nada de mis intensiones. Cuando llegamos al centro yo trataba de estar cerca de ella y de rosar despistadamente con mi polla su delicioso y fogoso trasero, y de tentarlo con mi mano, y valla que me extraño que no presintiera nada, porque soy de manos grandes, y rasposas.

Cuando terminaron de comprar se llego la hora de regresarnos a su casa y como siempre en el camino a mi me toco el asiento de la orilla ???$$%$((/&%$$?=?=)(&$??!?*??_:.,!!!!!!! .

Cuando llegamos a la casa ella subió a su cuarto en el segundo piso a acostar a su hermanita de 2 años de edad, mi oportunidad anhelada avía llegado y no la podía dejar ir, me subí en seguida de ella y entre al cuarto con el pretexto de mirar a mi primita de dos años dormirse, y ahí estaba mi prima en la cama a cuatro patas durmiendo a su hermana con su esplendoroso culo apuntándome, entre al cuarto y empeze a molestar a mi primilla y mi prima me dijo: déjala dormir , pero no le hice caso, me volvió a decir déjala dormir, pero riéndose.

Ya cuando la deje, mi prima prendió la tele y se sentó en la cama y yo me senté a su lado y como si fuera normal empeze a columpiar con mi pierna su pierna y ella la columpiaba. Paso un ratillo y tome su pie con mi mano con el pretexto de que tenia algo, pero ya no se lo solté si no que puse su pierna sobre la mía, ella tuvo que haber sentido cosquillas porque levanto las dos piernas y las puso sobre las mías, entonces se las empecé a sobar con mi mano, ella se levanto de la cama para revisar a su hermana y se recargo en la cuna mostrándome todo el culo yo también me pare y la abrase por la cintura de modo que me repego todo su trasero en mi verga y su espalda en mi pecho, a ella le empezó a dar riza y se fue a sentar a la cama, ella me miraba, y me tiraba piquitos, yo lo que hice fue caminar hacia ella y abrazarla pero ahora por delante, entonces ya abrasada me la lleve a la cama y me acosté de modo que ella quedara arriba de mi y montada en mi y con mis manos yo talle todo su precioso trasero y asta le daba palmadas.

Podía sentir toda su panocha tallando mi fierro duro y salivoso, ella se paro y fue a mirarse al espejo yo me levante y la abrase por detrás y con mis manos masajeaba sus tetas y con mis pulgares apretaba sus pezones, ya me avía bastado de agasajos estaba dispuesto a todo, cerré la puerta del cuarto, y la abrase y la levante ya que soy de contextuar gruesa, y de nuevo me la monte y ahora la besaba en el cuello y con mi boca le bajaba sus tirantitos de la blusa y con mis manos le empecé a quitar los jeans, asta que luego reacciono y me dijo, no primo, eso me emputo y le dije; pues ya no hay vuelta de hoja; ella acepto y yo la avente a la cama y le quite el pantalón y la pequeña tanguita y la blusita que traía ella se abrió de patas y yo me quite la ropa y ella me la empezó a chupar como si fuera un Carmelo, la tenia durísima, y por poco me vengo, luego yo le succione su exquisita panocha por un buen rato podía sentir sus anginas con mi lengua la tome del cabello y la puse a cuatro patas no se porque me gustaba hacerla sufrir, le daba nalgadas con toda la mano, y ella gemía como perra, entonces le repague mi macana entre sus dos deliciosas nalgas y la empeze a bombear primero lento y luego con mas intensidad.

Pero con cuidado de no desvirgarla primero gemía de dolor y luego de placer me excitaba de a madre escuchar el chac-chac-chac que se oía con el golpe de mi pelvis y mis huevos en sus nalgas duras, me vine dentro de su concha, y ella me dijo ?me fascinas, primo? descanse un poco y le dije ?ya casi nos vamos a nuestra casa? y ella me dijo no te vallas, te amo.

Hazmelo por el ano, primo, la bese en la boca y puse uno de sus pezones en mi boca y lo saboreaba como un dulce. Le levante las piernas a la altura de mi cabeza, y echándole lubricante natural en su ano (saliva) la empecé a bombear me me prendía de a madre como suxionaba mi verga con su ano, y después de un buen rato de bombearla me vine dentro de su ano, y lo que quedo sobre sus tetitas, cuando termine me empezó a lamber mis huevos y luego mi verga, y ami que me encantaba hacerla gemir, le daba nalgadas. Al terminar la bese en la boca claro cuando se limpio la cara, y se fue a limpiar, luego que nos cambiamos, salimos del cuarto y en ese momento su mama estaba cerca y mi prima dijo: ¿ya se durmió la niña?, por poco soltaba yo una carcajada, cuando su mama se fue ella me dio un beso en la boca, y luego una palmada en el trasero.

Ul

  • COMPARTIR
0 Comentarios