Queridos genitales pixelados de Oriente

100%

video porno oriental amateur con los genitales pixelados

Recuerdo cuando era adolescente y la comidilla de todos los lunes en el instituto era la película porno de Canal+. Yo la verdad es que no tenía ese canal visible en mi cuarto, por algún extraño motivo estaba mal configurado y no podía verlo. Y claro, cuando llegaban los fines de semana, si no salía a tocar paquetes y relamerme los dedos, me quedaba en casa haciendo zapping en horas intempestivas.

Aquellos anuncios de contactos al pie de videos porno que se repetían y se repetían en los canales, las teletiendas, y más porno barato. Y lo mejor y que más cachonda me ponía, sin duda era lo que podía intuir del Canal+ codificado. Porque aún no pudiendo ver nada, se dibujaban pollas, tetas, movimientos, sexo explícito al fin y al cabo.

En esa época, era lo más cerca del porno que podía estar. Y claro, era una época sin Internet, sin nada, cuando realmente a mí me picaba la curiosidad por ver porno como a un adolescente pajillero más. Maldita sociedad, que por mi edad y por su falsa moral, me privaba de tan magno placer sexual.

Hoy lo pienso y me parece tan insulto, tan ridículo, que haya podido excitarme cuando realmente no había nada, simplemente imaginación exacerbada y hormonas ultra alteradas con figuras humanas codificadas. Pero es una sensación que he revivido en menor escala con este video de orientalitos, que aunque no tenga nada que ver, es tremendo observar el acto sexual de dos personas frías que se dan amor y placer sin transmitir nada, y privando al resto del mundo sus genitales ocultados con un puñado de pixeles.

Malditos, ¡para qué se tapan las partes púdicas si ya se censuran todo el chochamen con esos matojos sin depilar! Aún así, el morbo de lo prohibido, de lo no visible, despierta la imaginación y reactiva la eyaculación.

  • COMPARTIR
0 Comentarios