El secreto sobre la prostitución en Álava

80%

sexo de pago

En Alava, al norte de España, una asociación de ayuda a las prostitutas encuestó a 452 personas y descubrió un secreto que, de haberme preguntado a mi no tendrían que encuestar a tantos: la mitad de los alaveses pagaría por sexo, dos de cada diez lo hicieron ya.

Lo de dos de cada diez que lo hicieron ya no me lo creo, pagaron más de esos dos por sexo, posiblemente pagaron, alguna vez, ocho, o incluso los diez, solo que como en todo lo que tiene que ver con sexo, nadie reconoce la verdad, menos aún reconocen que le pagaron alguna vez a una puta, ni en encuestas, que cualquiera sabe si son capaces de descubrirte.

Y si, claro que hay hombres que nunca pagaron ni pagarán a una puta, más que nada porque el ser humano tiene preferencias: alimentarse, vestirse, vivienda, etc. y sexo, y como el dinero que solemos tener es limitado… pues no todo el mundo va de putas en algún momento de su vida, no sería muy inteligente irte con una de nosotras y pasar hambre ese día, el sexo siempre puede esperar y además, es factible, aún siendo feo, conseguirlo gratis, que siempre hay un roto para un descosido y creo que la mayoría de las chicas no nos fijamos “solo” en el físico. Un tipo simpático, agradable y feo puede cosechar muchos más éxitos en el plano sexual que uno guapo y antipático, sin problemas.

Es curioso que nadie reconozca que va de putas, o que consume porno a raudales y sin embargo tanto la putería como el porno sean negocios harto lucrativos para quienes de un modo u otro están relacionados con ese mundillo ¿de donde sale entonces el dinero que estos negocios generan? ¿siempre de los mismos? ¿a que suena raro?

Puticlub

Me pongo a pensar y ciertamente tengo bastantes clientes fijos, pero… van rotando, los clientes de una puta son fijos relativamente, o sea, lo son hasta que se cansan de una, y se cansan, porque deciden cambiar, probar con otras y un buen día encuentran a la que lo hace mejor que tu, que les gusta más o lo que sea, así que se van con ella, y tiempo después con otra. Fijos, lo que se dice fijos, de varios años acudiendo a mis servicios pueden ser una docena o docena y media, el resto, pasado un tiempo más o menos largo se van, desaparecen de mi vida sin avisar y evidentemente no tienen porque hacerlo.

Pero es que después, raro es el día en el que no conecto mi teléfono de putear y no me aparecen clientes nuevos, a los que de nada conocía, algunos son puteros redomados y así lo reconocen, pero muchos otros no, simplemente están de viaje o quieren darse un relajo y ellos mismos te dicen que no recurren con frecuencia a los servicios de las putas pero… también los hay nuevos, que nunca estuvieron antes con una de nosotras y lo hacen por probar, porque están muy calientes, porque no ligaron y la tía que intentaban enrollarse los puso cardiacos, etc. etc. etc. Motivos tienen a patadas pero el caso es que alguna vez, casi todos los hombres, terminais con alguna de nosotras.

Después, claro está, los hay que no estuvieron nunca con una puta bien porque no les gusta, porque no tuvieron ni tienen la necesidad, etc. pero eso no indica que sean unos anacoretas sexuales y si a esos hombres se les pone en una situación de “No Sexo” y tras un periódo más o menos prolongado se le ponen cien euros en la mano no dudarían ni un minuto en acudir al puticlub más cercano o en llamar a una puta.

El que casi todos los hombres recurren a la prostitución se percibe muy bien en los clubes de carretera que hay en casi todos los pueblos de España (y del mundo), cierto que cualquier puticlub tiene algunos clientes fijos, pero no creais que muchos, más bien son pocos y en cualquiera de ellos, puedes pasarte meses y verás caras nuevas, a patadas, diariamente y raro, muy raro, será el hombre de cualquier pueblo próximo que alguna vez no haya estado en ellos habiendo disfrutado la mayoría de algún “servicio” proporcionado por la lumi de turno. Puede que vayan diez días y no follen, o veinte, pero un día habrá una chica que les haga tilín y se irán a la cama con ella, la predisposición la llevan cuando acuden al lugar.

Club de alterne

Y esto a pesar de todas esas cabezas bienpensantes que, equivocadas al 90% solo saben hablar de la relación prostitución-mafia y ponernos a todas en el paquete de “esclavas sexuales” y “explotadas”, que si la prostitución llega a ser algo socialmente bien aceptado, o al menos aceptado con normalidad, creo que el 100% de los hombres pasaría por nuestras manos sin mayor problema.

Yo más bien tengo una pregunta distinta a la que hicieron en esa encuestra, dirigída a los que JAMÁS iriais con una puta (si es que los hay, claro) ¿por qué nunca iriais con una de nosotras?  y los que habeis ido, bueno, ya sabeis, sois muy libres de expresar en los comentarios desde lo que habeis sentido hasta lo que no os gustó, por cierto ¿qué se siente después de pagar por follar?

  • COMPARTIR
7 Comentarios