Menos mal que no lo dijo el Papa

0%

Iglesia católica

Hay cierto revuelo montado contra la Iglesia Católica a raiz de todos los casos de pederastía que están surgiendo entre los sacerdotes, obispos y demás gente que dice servir a Dios, cosa que es grave, ciertamente, pero… que además los medios de comunicación se encargan de agravar aún más, de forma incluso exagerada.

Esto además lleva a  algunos a decir que hay sacerdotes pederastas por culpa del celibato que les impone la iglesia. Vayamos por partes: la Iglesia no le impone nada a nadie, ahí, que yo sepa una o uno entran voluntariamente ¿o no? y en segundo lugar convendría preguntarse cuantos pederastas hay en el mundo que no tienen nada que ver con el sacerdocio y que porcentaje de sacerdotes hay que son pederastas.

Y es que en esto si que son importantes las estadísticas, simplemente para comprobar, una vez más, como la prensa trata de engañarnos, para comprobar como se venden los periodistas a intereses ajenos y no nos informan con la verdad, solo nos dan la verdad que ellos quieren.

Lo primero de todo es que para cometer un delito hay que tener ocasión de cometerlo, malamente podré yo robar 200.000 euros si nunca los tengo delante juntitos, sin embargo un banquero de cierto nivel tiene más fácil el hacer esto. Pues con la pederastía lo mismo, a lo mejor en un poblacho perdido hay un señor que sería pederasta pero como en el poblacho no hay ni un solo niño no puede cometer ese delito tan fácilmente como algún sacerdote que se dedica a la enseñanza o a la cataquesis, así las cosas resulta que los curas tienen una gran facilidad para cometer ese delito y sin embargo, estadística y proporcionalmente son muy poquitos los que lo cometen, habiendo muchos más personas que no tienen nada que ver con la religión las que cometen semejante aberración.

Benedicto XVI

Que después obispos, Papa, etc. son acusados de “proteger” y esconder a los pederastas, bueno oigan, es que si yo me meto en un club social (y cualquier religión lo es) me leo sus estatutos ¿o no? y el estatuto del club social llamado Iglesia Católica es el Derecho Canónico. Si cualquiera lee esos estatutos se dará cuenta de que hay “pecados” no delitos, y la condena de los pecados es, que tras la confesión se impone una penitencia que no conlleva penas de carcel ni mucho menos, si lo quieres bien, y si no… pues oye, no entres al club, así de simple. ¡Ah! diran algunos, pero es que cualquier estatuto tiene que someterse a las leyes generales de los países donde está esa organización, y cierto que es así, y muy cierto que las autoridades eclesiasticas “pecan” y mucho, con ese encubrimiento pero… ¿no se protegen también los médicos entre ellos cuando tienen que testificar ante una mala praxis de un compañero? ¿cuantos policías denuncian al compañero torturador o al compañero corrupto? ¿los políticos no roban a manos llenas conchabandose incluso entre ellos para hacerlo más y mejor? ¿no hubo condenas de unos jueces a otros que la verdad, eran de todo menos justas? y así podiamos seguir con un largo etc. de casos en los que el colectivo arropa al delincuente. Y no, no justifico en modo alguno al cura pederasta ni al obispo que lo encubre, solo transmito una realidad que, por la razón que sea, la prensa da de lado, olvidando por otra parte todas las cosas buenas que la Iglesia hace por los demás, como si no existiese Caritas, las monjitas de la madre Teresa de Calcuta, o esas misioneras y misioneros que, cuando todas las ONGs se largan al empezar una guerra en el país de turno ellos y ellas se quedan allí, con las personas más débiles entre los débiles a quienes tratan de proteger con la sola ayuda de un crucifijo, crucifijo que la verdad, como arma deja bastante que desear así que, lamentablemente, terminan muertos.

Parece que en estos casos nadie se acuerda ya de Monseñor Romero, del Padre Ellacuría y de un largo etc. de hombres y mujeres de la Iglesia que se dedicaron a pelear desde sus púlpitos por los derechos de los más desfavorecidos, solo interesa, al parecer, saber donde hay una persona que cuente como un cura le metio mano, y no digo yo que no pasase más de cuatro veces, pero es que a mi hasta me suena un poco raro tanto abuso, conozco mucha gente que estudió con curas y monjas y… no vivieron tales abusos, pero es que ni de lejos.

El caso es que no son pocos los que aducen que estos abusos sexuales sobre menores se dan porque los curas tienen prohibido follar como consecuencia de haber profesado el voto de castidad, cosa que es mentira, si follan es pecado pero prohibido, lo que se dice prohibido no lo tienen, pueden hacerlo cuando les de la gana y no serán pocos los que tienen una amiguita del alma con derecho a roce y aún serán más los que a ratos disfrutan del amor de pago de alguna puta, que humanos son tanto como nosotros, con debilidades y grandezas, así que el que guarda celosamente el voto de castidad es sencillamente porque lo aguanta y no necesita follar, y ese dudo yo mucho que busque a una criatura para satisfacer sus instintos más bajos

Pero claro, si el Papa dice que seguirán siendo célibes ponemos el grito en el cielo, al igual que cuando dice que lo mejor para combatir el sida es la castidad no faltan los periodistas que lo ponen de fascista para arriba, como si fuese mentira que lo que dice es cierto ¡y tan cierto! ¿si no follas pillas el sida? ¿a qué no? ¿entonces? Y lo de ser célibes, bueno, el club como digo tiene sus normas ¿obligan a alguien a entrar en él? ¿obligan a ser sacerdote o monja? ¿por qué entonces la prensa se empeña en meterse con esa gente y exigirles que no sean célibes? ¿qué más nos da? ¿es eso lo que entendemos por el vive y deja vivir? ¿no es cada quién libre de hacer lo que le de la gana con su cuerpo? Por mi parte no le consiento a la iglesia ni a nadie que me diga como he de vivir, así que ni se me pasa por la cabeza decirle a ellos como han de hacerlo, con su pan se lo coman.

Lady Gaga

La cosa es el tratamiento de la noticia, según de quien proceda se la tacha de aberración o de simpática, si el Papa dice que el celibato es ideal le llamamos aberración, pero… si lo dice Lady Gaga la llamamos excentrica, y las excentricidades, no se por qué, nos resultan la mar de simpáticas.

Y no, que nadie me acuse de defender a la Iglesia Católica, ni de ser yo católica, que ni bautizada estoy, los que pertenezcais a ese club, en lugar de lamentaros y de hacer caso a periodistas de baratillo que desinforman más que informan informaos bien de lo que en ella ocurre y tomad las medidas que creais oportunas al respecto, que no vale pegarse por matricular a los niños en el colegio católico de pago y después poner a parir al clero, como tampoco vale realizar sus ritos ocasionales (bautizos, bodas y comuniones) y después decir eso de “na… yo no soy católico” o peor aún “yo no soy practicante” precisamente los que hacen eso son los que sostienen a la Iglesia, ya que por eso mismo, por el número de católicos que figuran en sus listas (y lo son desde que se bautizan) el Vaticano cobra unas sumas muy importantes de dinero de los estados, no solo el cinco por ciento ese de la casilla de la declaración de la renta.

  • COMPARTIR
0 Comentarios