La venganza de la negra al blanco mediocre

100%

negra haciendo una mamada a un blanco

Nosotras, las chicas de raza blanca, solemos fantasear y follar con negros -la mayorí­a se quedan en la fantasí­a-. ¿Por qué? Personalmente, y primeramente, me atraen los negros bien hechos por su rabo potente. No todos son Katanga, pero quienes lo son, son Katangas de verdad.

Pero un negro me llama por su rabo, por la dureza que desprende su cuerpo negro y fornido, por la hardcore imaginación que activa en mi directorio mental de las fantasí­as que buscan ser cumplidas. Lo demás me da igual, no busco conversación ni regalos caros.


Hasta ahí supongo que me entenderéis. Pero ahora trato de pensar en qué puede ver una señorita negra en un chico blanco, aun más si es un chaval de a pie, con el mediocre rabo que caracteriza a gran parte de la población masculina de raza blanquecina.

Porque claro, una negra, queráis que no, está acostumbrada a follarse pollas bien rudas y consistentes, entonces si luego se van con un blanco mediocre, la cosa les parecerá de juguete, como es el caso de la negra de este video follando y mamándosela a un blancucho que no vale ni para tomar por culo.

Eso si­, menuda cortada de rollo tuvo que sufrir el pobre chico cuando iba a correrse, pues va la zumbona y deja de pajearlo y le aparta la boca. ¿Será su venganza por dejarla insatisfecha?

¡Donde las dan, las toman!

¡Pam, pam, pam!

  • COMPARTIR
2 Comentarios