Follar en el trabajo: tatuadora mamando a un cliente

100%

Cuántas veces voy al banco, a una tienda o a un bar y pienso en cómo me gustaría follarme al trabajador en cuestión en la silla, en el mostrador o en la barra, ahí mismo, delante de todos, sin importar la hora, lo que tenga que hacer y la gente que haya rondando.

Supongo que a vosotros os pasa lo mismo cuando estáis en un negocio cualquiera y os atiende una chica que os resulta atractiva, que os gusta, que os la pone como una columna griega. Es normal, en vuestras psiques empieza a funcionar la vena de la perversión socio-laboral.

Vivir una situación así es complicada, depende mucho del lugar, del cargo del currito, y de su predisposición, por supuesto. Pero no es imposible. Mirad este video de un chico que va a pintarse la piel con agujas a una tatuadora profesional, y ésta le acaba tatuando los dientes en toda la polla.

Quizás fuese la gerente del antro, pues parecía estar bastante relajada. A ver si os gusta y os sirve para haceros una paja echándole imaginación a la situación, y de paso, os deleitáis con su peculiar belleza.

  • COMPARTIR
8 Comentarios