Follando con la pornochacha

100%

follando con la pornochacha

Me encantan los juegos de rol. Me encantan los roles de colegiala, pornochacha… roles generalmente sumisos. Pero los roles, roles son, nada que se acerque a mi realidad, de ahí que el gusto sea por su disfrute excepcional.

En mi caso, no suelo pisar mi hogar hasta altas horas de la tarde/noche, no tengo que acatar órdenes de nadie, no tengo que hacer caso a prácticamente nadie, hago las cosas a mi manera, de forma autónoma, y cuando por fin termino mis labores, opto por abandonarme en el sexo.

Supongo que por mi autonomía durante el día, a la hora de practicar sexo prefiera adoptar estos roles pasivos, poses y personajes sexuales que sean sometidos, como es el caso de ser una porno-chacha esclavizada en el hogar, con el mini vestido que no tapa nada, falda por encima del culo y plumero en mano, quitando el polvo hasta que por fin sea quitado en mí.

Una fantasía que, por supuesto, nunca llego a realizar por falta de ocasión. Pero tal y como sucede en estas imágenes, es como lo pienso muchas veces cuando me masturbo. En casita, como una puta sin estudios limpiando las estanterías, en soledad, hasta que por fin llega mi casero, mi jefe, o el hombre que me tiene contratada para que limpie su casa, se ponga a acosarme y a usarme nada más llegar a casa, sin quitarse su atuendo de hombre elegante, su corbata de negocios, su traje que le hace parecer un hombre serio y comprometido, que realmente llega al hogar y amortiza su pago a la chacha follándosela como a una puta criada, un pack 2 en 1.

Y me estoy poniendo tan caliente, que no sé si vestirme para la ocasión e irme a quitarme las telarañas… de entre las piernas.

  • COMPARTIR
0 Comentarios