Doce centésimas de segundo para valorar el atractivo de una mujer

100%

procesador

Según la doctora Louann Brizendine que es una neuropsiquiatra estadounidense que está entre las más prestigiosas del mundo, doce centésimas de segundo es lo que tarda un hombre en valorar si una de nosotras, una mujer, le resulta atractiva sexualmente o no.

Y esto, vale, estará muy metido en los genes del macho humano y todo lo que querais, pero caramba, de algo tiene que haber servido toda la evolución para mejorar ¿no son demasiado poco tiempo 12 centésimas de segundo para reflexionar sobre algo así? Pero ciertamente debe de ser cierto, porque si reflexionasen un poquito más al respecto tengo por seguro que andarían más acertados en sus elecciones, que algunos se cubren, o se cubrieron de gloria al hacerlo.

Lo primero de todo, y esto hay que hacerlo constar, algunos deben de tener la parte del disco duro que procesa la información de lo sexual totalmente jodida, de lo contrario no tiene explicación ese típico tío macizo de la muerte que se junta con una pedorra horrible a más no poder y encima es más mala que la peste, celosa, controladora etc. y ahí tienes al macizo, a veces aparentemente inteligente, con estudios, preparado para lo que le echen en la vida y soportando a una especie de parásita que a veces, ni hijos puede darle ¿qué diablos procesó ese chico en doce centésimas de segundo? En este caso creo que se da más la teoría de mi amiga: tipo de juerga, borrachera padre, polvo con la más fea de la pandilla pero… la cabrona mueve bien el chocho y le pone los ojos en blanco a cada polvo, el animalito el chico se ve que folló poco o nada en la vida, cree que eso es único e irrepetible y ahí está, como perrito faldero al lado del callo malayo, que no es que lo trate a palos pero maltrato psicológico hay un rato largo, solo que él, pobre, con su disco duro deteriorado, confunde ese maltrato con amor ¿de verdad son amor los celos enfermizos? ¿de verdad aman esas chicas que controlan cada paso que da el chico sin tener motivos para ello? eso, para mi gusto es una mierda como un castillo, amor es otra cosa.

Después está el especimen que procesó una vez bien, feucho pero con un buen procesador para eso del sexo, vamos, ese al que las doce centésimas de segundo le cundieron lo suyo, que se ligó a una chica que es un bellezón y encima de eso con su carrerita universitaria, su buen trabajito e hija de buena familia, con posibles y todo eso, encima de eso señora de su casa (y como la conozco se que muy puta en la cama), que le gusta tener bien ordenado su hogar, limpito, en fin esas cosillas que además hace ella de buen grado sin pedirle a él que haga ni la comida, no vaya a perderse el golazo de un jugador de segunda división mientras ve un partido de futbol raro, o no vaya a perderse la jugada maestra de un deporte de esos raros que echan en esos canales de deportes de veinticuatro horas, vamos, que procesador mejor no se puede imaginar.

Pero… el modulo que controla eso de la sexualidad en el macho humano se ve que a veces puede deteriorarse, que se yo, un mal golpe, una mala alimentación, una borrachera que trastoca las neuronas, a saber. El caso es que el tío se larga tres días con los amigos a una fiesta allá por Burgos de no se que cosa y cuando vuelve está rarito, cada dos por tres excusas para faltar de casa una noche, raro de ánimo en el hogar, pasando de los hijos (que esa es otra, la señora además de guapa había resultado buena reproductora) hasta que un buen día suelta la bomba: ¡me he enamorado y ya no te quiero!

cerebro masculino

¿Y de quien carajo se enamoró el tipo? al menos será mejor que lo que tiene en casa ¿no? Pues no, sigue soltando tracas y hasta tiene una foto de la susodicha: hembra, si (menos mal) con bigote y sombra de barba, cara de artillero napoleónico y unos ciento treinta kilos en canal de carne bastante mal colocada, sin estudios, ni oficio, ni beneficio y por toda herencia una tascucha de sus padres en una aldea perdida de alguna pedanía burgalesa. Digo yo que al menos tendrá buenos sentimientos la moza, de lo contrario es algo inexplicable, un fallo rotundo en el procesador de este muchacho que abandono a su mujer y a sus dos hijos por la cosa la otra ¿alguien tiene una explicación para lo que pudo pasar con él? porque yo no salgo de mi asombro, y de esto ya van como tres años.

Su ex si procesó bien a partir de entonces, se buscó a uno más guapo, con mucha más pasta, que la quiere con locura y encima… hace de todo en casa, el típico de esos “deja mi amor que ya lo hago yo” y te mete los platos en el lavavajillas, te limpia los cristales y te arregla el grifo de la ducha y ya puestos, como le hizo otro nene también le cambia los pañales a la criatura. Está encantada y con una visa oro sin límite en el bolso, para gastos.

Así que yo, viendo estos casos que son dos simples ejemplos que conozco pero que los hay similares, e incluso peores a patadas, dudo mucho que eso funciona así de sencillo y en doce centésimas de segundo, vale, el primer caso pudiera ser el de un procesador fallido, pero ¿el del segundo? si hasta la madre del chico le pidió que reflexionase y hasta su novia estaba dispuesta a perdonarle el desliz, ese tuvo mucho más de doce centésimas para valorar lo que iba a hacer con su vida y lo que dejaba atrás, y sin embargo optó por lo que a la vista de todos era peor.

Y esto sin contar con el hombre ese al que dicho procesador le funciona las veinticuatro horas y en todos los sentidos, mi amigo fontanero, por ejemplo, lo he visto a la mañana de un domingo paseando con una flacucha que daba penita verla de anoréxica que estaba, casada y con dos niños y a la que se está follando. Ese mismo día a la tarde coincidí con él en una cafetería del barrio y estaba camelandose a una chica sudamericana de estas con el culito marcado y rumboso, según me dijo terminó con ella en la cama y al día siguiente suma y sigue, la cajera del supermercado del barrio le hace ojitos y el le da candela sin problema, y eso que la cajera tiene de bonita lo que yo de monja, vamos que el procesador de este muchacho va loco, hace siglos que en su genética desapareció eso de buscar a la “hembra reproductora” y lo único que tiene en su cabeza es meterla en un agujero húmedo acompañado de un cuerpo caliente, lo demás, le importa un bledo, esta eso si, casado con una señora bastante agraciada a la que le hizo tres niños para que estuviese entretenida, la tiene en casa con la pata quebrada y él entre tubería y tubería que coloca desatasca otras, y cuando se le pone la cosa en plan vacas flacas y no ligotea por ahí me llama para echar uno rápido. No me extraña que le sea fácil buscar amantes y repetir con ellas, folla bastante bien, pero procesar… no procesa nada, como mucho su cerebro de fontanero busca humedades y… las tapa.

cerebro polla

Claro que todo esto a lo mejor lo explica la segunda parte de lo que ha ido comprobando en sus estudios la Dra. Louann Brizendine, y es que los hombres (sois unos salidos, que lo sepais), pensais en sexo tres veces más que nosotras. Así que hablando en plata, para mi que saturais el procesador ese, que resulta ser bastante grande en vosotros, pero terminais fastidiandolo y después, en lugar de seleccionar a la mejor se dedica a ir a trompicones seleccionando erroneamente o, lo que es más fácil, a todo lo que se mueva, que le quede medio bien una falda y que no se llame McAllan.

Y lo que es peor… parece que no teneis opción de “reset” ni es posible formatearos el dispositivo, algunas conozco que intentan ese formateo pero… no suele dar buen resultado, pero de esas empeñadas en reorganizaros la Bios ya os hablaré otro día, que también… ¡hay cada una que vaya por díos!

  • COMPARTIR
4 Comentarios