Cuanta gente tonta hay en el mundo

0%

Bentley de lujo

Pero tonta de capirote. Mi madre misma, no sale del supermercado de El Corte Inglés, le gusta porque “todo está muy bien colocadito y presentado” pero después no deja de quejarse del precio de las cosas “no entiendo como viven esos que solo ganan mil euros” -dice consternada- y claro, de entrada no se dan ciertos lujos que ella si se da, y para continuar van a supermercados un poco más baratitos, y eso a fin de mes supone un dinerito.

Da igual que le expliques todas estas cosas, incluso que la lleves a otro supermercado más “humilde”, se limitará a caminar desorientada por los pasillos, diciendo que no encuentra nada, y al final volverá a su Corte Inglés querido a dejarse un diez o un quince por ciento más de dinero en cada compra. La culpa no es de ella, es de Zapatero.

Es gente, la de este caso que reflejo en la persona de mi madre, que generalmente vive por encima de sus posibilidades, gastandose y empeñandose en lo que no tienen pero eso si, jamás echandose la culpa a ellos cuando llega la debacle, la culpa es de la crisis, del gobierno, o de cualquier entidad ajena a sus personas. Evidentemente tampoco se buscan la vida para ganar más, solo se lamentan de eso, de lo cara que está la vida.

¿la vida? ¿de verdad que para vivir es necesario embarcarse en la compra de un Mercedes Benz ultimo modelo? ¿es necesario para vivir comprar con la tarjeta (a plazos, claro) un vestido de Armani?

Otro caso de tontos a más no poder son los gays y las lesbianas que quieren ser admitidos como tales por la Iglesia Católica, aunque en esto de la Iglesia aún los hay más tontos ¿nunca habeis leido a un cura que reclama como derecho el poder casarse? y no me extrañaría que hubiese curas gays que además tuviesen novio y quisiesen casarse, además en la Basílica de San Pedro y con el Papa dándoles la bendición, y claro, en este grupo no faltan las tontas (paridad a tope) que quieren tener el derecho a ser ordenadas sacerdotisas.

Y digo yo ¿por qué ese empeño en pertenecer al rollito católico? ¿por qué no fundan ellos su propia religión?, basta con ponerle un nombre, declararla en los registros pertinentes y predicar, lo que sea pero predicar mucho, te plantas en una plaza, predicas y vas ganando adeptos, así lo hicieron todas desde que el mundo es mundo. Es que lo demás es totalmente absurdo, la iglesia, cualquier iglesia, no es otra cosa que un club, como otro club cualquiera pero con sucursales, el club pone sus normas y si las cumples y quieres entras y si no, pues nada, te quedas fuera o te montas tu uno con tus gustos particulares ¿quién se lo impide?

Sacerdotisa

Cuando le cuentas esto al tonto de turno te dice eso de “no hay derecho” porque claro, la iglesia, las iglesias mejor dicho, tienen que acatar las leyes antidiscriminatorias que existen en los paises (diselo al portero-mula de discoteca cuando no te deje entrar vestido de punki radical), y si, claro que es cierto, tienen toda la razón del mundo pero ¿para que coño quieres entrar en un club donde la mayoría no te van a querer?

Después, y ya acabo, está el “tonto tecnológico”, que son los que inspiran este post y los que me hicieron pensar en toda esta cuerda de especimenes, el tonto tecnológico es el que está empeñado en comprarse un iPhone (o que ya se lo compró), y que a través de él pueda ver porno, y claro, cuando se da cuenta de que el cacharrito no tiene acceso a la pornografía internetera va, se queja y reclama, la compañía le dice que no hay tu tía, que ellos moralmente no aceptan eso (otros tontos ¿qué más les dará?) y entonces el posible cliente o los que ya lo son se ponen a discutir con Apple (bueno, en foros de internet y cartas al director de los periódicos, poco más) sobre si los de la manzanita mordida tienen derecho o no a censurar lo que sus clientes pueden o no ver de antemano.

iPhone

Y digo yo ¿qué pasa? ¿qué solo se puede acceder a Internet por Iphone? ¿no hay más móviles que lo hagan?, pues ya está, pasas del iPhone, te buscas otro terminal (Android, de Google, sin ir más lejos) y ves todo el porno que quieras. Ah, que un LG como el mío o un Android no molan tanto, que lo chachi piruli es poner en la mesa del bar un IPhone y que los amiguetes flipen con la última aplicación que le instalaste, ya si pero… ¿tu quieres ver porno o no? ¿entonces? Cuando Apple viese bajar sus ventas en un montón por ciento verías como le ponen la aplicación adecuada al terminal (iPorn, claro), que como suelen decir, por comida baila el perro (y por dinero Apple).

¿A vosotros que os gustaría más poder ver por el móvil, los discursos del dictador español Francisco Franco o Aztepajas.com? Yo lo tengo muy claro, de momento no usaré un iPhone.

  • COMPARTIR
2 Comentarios