Se gastó 12.000 euros en putas

0%

Juerga con putas

Seguro que más de cuatro, cuando ven ciertas noticias, o mejor aún y más común, escucha comentarios de que un tío millonario, multimillonario a veces, se “arruinó por culpa de las putas” se echan las manos a la cabeza preguntandose como es posible.

Es posible, pero no siempre se ajusta a una estricta realidad, no solo son “las putas” en los burdeles y su entorno inmediato hay muchos otros factores que influyen en esa ruína a la que algunos hombres se abocan solitos. Lo que pasa es que las putas llevamos la fama y otras/os cardan la lana, o sea… no toda ese dinerito termina en nuestro bolso y si en las cuentas corrientes de muchas otras personas.

Conocí varios caso así, no solo el pobre bobo que aparece en esta noticia y que el muy animalito, tras fundirse 12.000 euros en putas se lio poniendo una denuncia falsa sobre una duplicación de tarjeta (que era de su papá, cosa que pasa mucho). La Guardia Civil debió de tener fácil el caso, con seguir la ruta de los pagos y preguntar quien los había hecho les debió de bastar para pillarlo. Ahora tiene dos problemas, posiblemente un padre cabreadisimo y un problema judicial que le costará dinero, al menos en abogados, posiblemente alguna multa también para no terminar en la cárcel.

Pero aún así estoy segurisima de que de esos doce mil euros la mínima parte fue lo que terminó en el bolso de las chicas, seguro que hubo más gastos. Estos niños de papá suelen con frecuencia echar por fuera, presumir de lo que no tienen, chicos más o menos jóvenes, sin muchos estudios y pocas luces, aficionados a la “vida peligrosa” pero en plan light ya que a la mínima que tienen un problema saben que aparecerá papi con su plantilla de abogados a resolverlos, así que como mucho su “vida peligrosa” se queda en travesura con no muy graves consecuencias salvo las económicas, no hay problema, papá, aunque regañe, responde.

Suelen estos hombrecitos, de entrada, gastar buenos coches, que consumen lo suyo en gasolina, pero claro en eso no se gastan un pastonazo, pero claro, si el coche es a veces el atributo más notorio de un fantasmón no lo es menos el derroche. No trabajé en muchas ocasiones en clubes, solo a veces, las suficientes para comprobar como entra un tonto de estos, rodeado de amigos comprados con el sistema conocido como “yo pago” y en eso suelen dejarse considerables fortunas en “rondas” de bebidas, que en los puticlubes suelen ser bastante caras. Y como de fantasmear se trata para las chicas lo que haga falta, también para las chicas que se pegan a sus “amigos”, y claro, nosotras no estamos ahí por amor, estamos para ganar dinerito, y de cada copa nos llevamos un porcentaje, a veces la mitad, el cuarenta por ciento, a veces el ochenta, o a veces todo para nosotras, depende bastante del club, de sus necesidades de tener chicas, etc. Dado eso, si nos dan carta blanca, pues oye, pedimos lo más caro que haya, imaginad: un cliente esplendido suele invitarnos a un Benjamín de Codorniú (por ejemplo) que es una botellita de esas pequeñas de cava, barato en la tienda, pero carísimo en un puticlub (no se ahora mismo pero posiblemente en cualquier lugar ronde ya los cincuenta o sesenta euros una botellita de estas), si aparece un tonto de estos, pues oye, aprovechas y que el camarero ponga Moet&Chandon, o si lo hay Don Perignon (o Freixenet que cobrarán al mismo precio, eso es lo de menos, el cliente no va a protestar, en los puticlubes nunca protesta nadie, tienen miedo). Total, que el muchacho follar no folló aún, pero seguro que ya se ha dejado en la barra y en un par de horitas unos mil quinientos euros ¡y sin meterla!

Don Perignon

Y claro, como está invitando a los amigos (y es imbécil de chichinabo) posiblemente pagará también las putas de estos, y como está ya como una medio cuba las chicas aprovecharemos para que a cada una de las que concurren les pague lo que se dice “un buen polvo” o sea dos o tres horitas de su amigo “del alma” con cada una de nosotras. Y eso si ya no es tonto del todo y se le saca una salida. Una salida consiste en “invitar” a la puta a salir del local a irse de juerga con el susodicho para terminar, generalmente, follando en un buen hotel, la salida por chica y por unas horas no creo que baje en estos momentos en un buen club de los 800 euros, eso la mínima.

Si el muchacho iba acompañado de cinco o seis amigos de toda la vida fácil que, sin enterarse mucho, haya pagado con la visa de papá en el burdel unos siete u ocho mil euros por la juerguita que se ha corrido y la que se va a correr, y ojo, que todavía no folló.

¿Qué es una buena juerga sin cocaina y algunos porros? No, no quiero decir que las chicas nos metamos todas ese tipo de drogas, yo por ejemplo no meto ni gota pero las hay que si, y mucha, así que no faltarán chicas que animen al cotarro y que además lleven al “pringao” a junto de su noviete que la pasa farlopilla de la buena, noviete que ya he escuchado yo de algún caso, puede también cobrar con visa (no por la droga, claro, pero para eso se crean empresas fantasma sin problema ninguno y a la droga se le llaman sartenes o lo que se tercie), y si no cobra con visa ¿que problema hay, con el cerebro caliente y pensando con la polla, en pasar por el cajero más próximo? Como es droga para tantos y la juerga tiene que ser épica y el tonto está animado… ahí se va otro montoncito de dinero.

Cocaina

Después, claro, las chicas, ya que salen de juerga, no les sirve cualquier garito para tomar copas y bailar “se elegante mi amor y llevanos a…” así que visitarán en cuadrilla los mejores locales de la ciudad, cosa que suele traducirse en los más caros y venga a quemar tarjeta de crédito, que ya rondamos los diez mil euros.

Después está el hotelito, como no es cosa de quedar mal a última hora (además ya está borracho perdido y totalmente alterado por la cocaina) se hará que paganini elija un buen hotel, para todos, ahí vamos bien, ya estamos llegando a los doce mil ¡Ah, que falta poco! caramba, que los buenos hoteles suelen tener un barcito en las habitaciones muy bien surtido, y que menos que una propinilla de la calderilla que le sobró al muchacho para esas chicas que tan bien se portaron. Ah, si, que aún faltan doscientos euros para haber fundido los doce mil, es que se me olvidaba, en el puticlub invitó a dos rondas a TODA la clientela (esto pasa con frecuencia).

Resultado, te despiertas resacosilla de la juerga, con el bendito en la cama durmiendo la mona, lo despiertas con suavidad y cariño (que para eso se gastó una pasta en una), él abre los ojos, se hace a la idea de la situación, tu le dices “vamos amor, que a las doce hay que dejar el hotel”, el se incorpora y mientras te dirijes a la ducha lo escuchas: “mi padre me mata”.

Pero claro, ante tanta gente no puede quedar mal y a lo hecho pecho y que salga el sol por Antequera, pagará la cuenta del hotel ante las caras felices de todos sus amigos y de las lumis y aún, generoso y por no quedar mal, pagará el taxi para que las chicas vuelvan al club.

Y ya van doce mil… y pico. Ahora solo teneis que saber que hay tipos que hacen esto varias veces por semana y comprendereis porqué algunos hombres llegan a arruinarse, rápidamente, por culpa de las putas ¿de verdad por culpa de las putas o es por su mala cabeza?

Y eso que hemos pillado al pollo de noche y con las tiendas cerradas, que si es de día a lo mejor hubiesen caido buenos regalitos en forma de joyas, relojes, vestidos, lencería, etc. De eso os hablaré otro día.

Putas en club de alterne

Ah si, estoy hablando de un puticlub normal y chicas normales, si hablamos de putería en plan lujo los 12.000 pueden caer solo en una salida con una chica.

  • COMPARTIR
3 Comentarios