Que bien se lo montaban hace siglos los romanos pudientes que no paraban de follar. Sus reuniones sociales e incluso algunas de trabajo consistían en eso, comer en abudancia y luego un poco de folleteo todos con todos sin pudor porque lo mejor es compartir.

¿Por qué metersela a una pudiéndo metersela a 3 o 4? Una buena filosofía de vida que se veía muy reflejada en estas orgías imperiales con diosas del olimpo, o casi.

Y lo que téneis a continuación no son dos videos cualquiera, son dos grandes películas porno. Más de tres horas de entretenimiento gratis para no tener que salir de casa y gastar. Vaís a poder disfrutar de ana sucesión de jovencitas desfloradas, orgías al estilo clásico y una trama llena de pollas y coños.

Roma 1:

Roma 2: