porno profesional porno profesional 02

Si no te follas a una tía en diagonal, eres un torpe. Si una tía no se retuerce como una contorsionista, es un mueble en la cama. Si un tío no es capaz de comerte el coño mientras hacéis el baile de la cobra, es una polla inerte.

Que sí, que al final, en según qué cerebros, el porno hace mella. Aun siendo el género cinematográfico más maravilloso, con más ficción que realidad para buena parte de la población mundial, más de la mitad de lo que vemos es mentira… hasta donde nuestro cuerpo y mente permita.

Hay embestidas y posturas difíciles de sincronizar. Para ejemplo, un botón. O un botonazo, el polvo que tenéis a continuación grabado para conquistar con mamporrazos aquello donde no llega la potencia ni la precisión real. Feliz paja y mejor puntería: