Seguimos con nuestras sesiones de sabado de cine X del bueno, bonito y barato con esta mega producción de Private: Robinson Crusoe on Sin Island. El clásico de toda la vida versionado a un tipo de cine que nos gusta más y con el que nos hacemos unas pajillas que nos permiten dormir como benditos.

Parece ser que perderse en una isla, además de exótico y aventurero, también se puede convertir en todo un festín de sexo con nativas y conquistadoras tan lascivas como las de la historia. No sólo les basta con encontrar comida y agua con la que sobrevivir sino que también necesitan su ración de polla para comer.

Desde luego una película con este argumento y estos protagonistas no puede acabar sin un final feliz, la única duda es si éste será en la cara o en las tetas. Nada más y nada menos que 146 minutos de folladas y corridas para sentarse con tranquilidad y disfrutar.