Todos tenemos algun calentón alguna vez que acabamos apañando en solitario porque no hay otra opción, menos es nada. Sin embargo este tipo decide aprovechar la situación en la que se encuenta en vez de encerrarse en el baño a hacerse una pajilla tranquilamente.

Acaba de tener una comida familiar en casa de su hermano y es la hora de la siesta. Todo el mundo está echando una cabezadita menos él y su calentón. Su sobrina está sola en la habitación de al lado y está muy buena. La tentación está ahí aunque sea la hija de su hermano…

Se cuela en su habitación y la convence para que le haga una paja-mamada a cambio de regalarle la moto que le prometió su padre cuando cumpliera los 18 años y que nunca llegó a recibir. Ella se lo cree y accede a hacerlo, a escondidas por supuesto.

Se quita la parte de arriba dejando al a vista sus bonitas y jovenes tetas y le hace una paja a su tio. Se nota que no siente ningún entusiasmo e incluso por momentos pone cara de asco pero sigue adelante porque el premio merece la pena. Su tío se corre rápido en su boca, tal como le había prometido para que no les pillen.

¿Morboso o perverso?. No lo se pero os aseguro que se encuentran videos de incesto mucho más escandalosos que este…