Jovencita sado esposada

Sólo de pensar el daño que tiene que hacer que te caiga la cera caliente en la piel, un escalofrío recorre mi cuerpo de arriba abajo estremeciéndome.

Pero la práctica del sado es lo que tiene, que lo que es dolor para unas personas, se convierte en auténtico placer para otras.

Claro que, vistas las pintas de esta amateur con piercings en el cuerpo, un cabello nada corriente y tatuajes por todos los lados, es la más adecuada para practicar el bondage y ser sumisa por un día.

Aunque claro, lo de por un día igual no es muy acertado ya que no es la primera vez que practica este tipo de juegos porno salvajes, a juzgar por las marcas que le han quedado en los brazos y otras zonas del cuerpo.

No me la quiero ni imaginar cómo habrá disfrutado de placer con los chorretones de cera que tiene dispersos entre los pezones y el coño depilado.

Fotos de una amateur practicando sado con cera 01
Fotos de una amateur practicando sado con cera 02
Fotos de una amateur practicando sado con cera 03
Fotos de una amateur practicando sado con cera 04
Fotos de una amateur practicando sado con cera 05
Fotos de una amateur practicando sado con cera 06
Fotos de una amateur practicando sado con cera 07
Fotos de una amateur practicando sado con cera 08
Fotos de una amateur practicando sado con cera 09
Fotos de una amateur practicando sado con cera 10
Fotos de una amateur practicando sado con cera 11